Con barro 2020

 

Exposición de Cerámica de los alumnos de la Escuela de Bellas Artes Eulogio Blasco

De nuevo, el Museo acoge la exposición «Con barro», ya por tercer año consecutivo, que muestra una selección de los trabajos llevados a cabo durante el curso académico por el alumnado del Taller de Cerámica (turno de tarde) de la Escuela de Bellas Artes «Eulogio Blasco» de la Diputación Provincial de Cáceres.


En  la muestra,  las  personas que crean obras de arte en cerámica de la mano de su profesora, Ana Martínez-Blay, exponen sus mejores realizaciones en nuestro Salón de Actos hasta el 15 de marzo próximo.

Inauguración de la exposición:

Miércoles, 26 de febrero, a las 20,30 h.



FrutArte

Intervención de una caja de frutas

Del 16 de febrero al 20 de marzo

 

RECICLAJA

Ahora que sentimos con gran intensidad el frío amenazante del calentamiento global en nuestras nucas, difundido por el consumismo más insolidario, parece que parte de nuestra salvación se encuentra en ese acto tan exigido que es reciclar. El arte ya ha sucumbido a esta labor en múltiples ocasiones a lo largo de la historia, pero es este momento el que grita alaridos de urgencia. En estas circunstancias es como se presenta la exposición «frutArte» en el Museo de Cáceres. Para ello, hace acopio de cualquier tipo de caja de frutas que se encuentre en el mercado, ya sea de cartón, madera o plástico, y nos la reintegra en fabulosas obras que sorprenderán gratamente a las personas que se acerquen a contemplarlas desde el 16 de febrero hasta el 20 de marzo de este 2020.

Una de las acepciones recogidas del término reciclar se centra en el sometimiento de un material usado para que se vuelva a utilizar. Ese es el primer paso que han dado estos artistas plásticos a la hora de elegir el componente principal de la exposición que nos incumbe. Esta elección no es otra que cajas de frutas. Continuando con el hilo de los significados, nos encontramos con que una caja es un hueco o espacio donde se introduce algo. Es aquí donde radica el verdadero sentido de lo que se presenta  en estas paredes y peanas, la inserción del arte en esos espacios que nuestros ojos ven más como desechos que como objetos de los que se puede volver a disfrutar. Con esa hebra conductora se forma el ovillo a base de árboles solitarios con copas de papel de periódico; mensajes coloridos incitándonos a degustar el propio arte; retratos personalizados con paredes literarias; viejos muros y suelos de simple madera que se trasmutan en exuberantes tonalidades que confinan copas de vino y cuerdas o bodegones protagonizados por antiguas frutas que inundaban estos recipientes con el reflejo ilusorio de su procedencia como fondo.

Estos son solo unos ejemplos de lo que entraña «frutArte». Una exposición que sabe extraer toda esa belleza que parece extinta de dentro de estos envases a los que miramos con desinterés, indiferencia o, peor aún, desprecio, mientras ellos nos abroncan, silenciosamente amontonados en rincones de basura, que es hora de frenar si no queremos caer de forma estrepitosa y sin billete de vuelta por el despeñadero del no retorno. En estos instantes nos encontramos al borde del precipicio con el vértigo haciendo sonar nuestras tripas. Observa, siente, escucha, medita, imagina y  vibra con «frutArte». Estas cajas encierran todos los ingredientes necesarios para dar uno de los pasos indispensables que nos conducirán a alejarnos del abismo.

Andrés Gutiérrez Morillo


Comisario: Emilio González Núñez

 

Inauguración:

Domingo, 16 de Febrero a las 12,00 horas


 

El siglo XVIII: un escenario de modas

 

Del 9 al 20 de septiembre

 

 

Un año más, el Museo de Cáceres participa activamente en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres, que alcanza en 2020 su XXXI Edición. Además de las representaciones que tendrán lugar en la Plaza de las Veletas, la organización del Festival ha optado por nuestra sala de exposiciones temporales para ofrecer la muestra «El siglo XVIII: un escenario de modas», formada por trajes históricos pertenecientes a la importante colección reunida en Villanueva de la Serena por el profesor, coleccionista y escultor D. Eduardo Acero Calderón.

 

Esta exposición nos permite conocer, a través de prendas originales, las diferentes modas de vestir que se sucedieron y convivieron en España a partir de 1700 con la llegada de Felipe V, hasta 1800. El monarca francés arrastraba los gustos y el colorido de Versalles y éstos contrastaban con la austera moda española que había instaurado Felipe II en el siglo XVI. Esa resistencia hizo que durante casi todo el siglo XVIII en España convivieran dos estilos de vestir: «a la española» y «a la francesa» o «a la moda».

 

La dualidad de la España del siglo XVIII se refleja vivamente en la indumentaria. En tanto que las clases elevadas esperaban con impaciencia el figurín de Francia, el pueblo se apega cada vez más a sus trajes castizos.

 

A finales de siglo, la revolución francesa conmocionó a Europa y trajo consigo una verdadera revolución en la manera de vestir de la gente. Las clases populares se aferraron a sus trajes en contra de las imposiciones francesas. En ese escenario de auténtica reivindicación popular, surge el «majismo o moda goyesca» que traspasó y se mantuvo como genuino español durante parte del siglo XIX.

 

Eduardo Acero



Logo pie

Museo de Cáceres
Plaza de las Veletas,1
10003,Cáceres
Teléfono:927 01 08 77
museocaceres@juntaex.es